• Red para el Desarrollo del Voluntariado

A favor de su comunidad

Neysha M. Murphy Cottes

BA en Ciencias Sociales, MA en Mediación y Transformación de Conflictos de la Universidad del Sagrado Corazón



Foto: Suministrada


Impulsados por la bondad y la proactividad que los caracteriza, la Asociación Pro Juventud y Comunidad del Barrio Palmas de Cataño está comprometida con el servicio a su gente desde el año 1984. A través de sus programas, apoyan a las familias de esta comunidad y de otras aledañas, incluso fuera de los límites del municipio de Cataño.


La diversidad de programas e iniciativas le han permitido suplir necesidades físicas, de salud, emocionales, económicas y educativas en la población a la que sirven. Desde sus inicios, la Asociación ha apoyado a jóvenes para que completen sus grados escolares y pueden continuar estudios universitarios, y con opciones de autoempleo para fomentar la independencia económica.


En apoyo a la niñez, refuerzan sus destrezas académicas para combatir el rezago, incluyendo a niños de educación especial. De esta manera, le apoyan en la búsqueda de información para sus tareas y en la impresión de módulos del Departamento de Educación. Los voluntarios y el personal de la Asociación promueven el servicio como método de aprendizaje para los niños. De modo que, éstos ayudan en su comunidad al mismo tiempo que aprenden destrezas útiles para la vida. Además, a través de La Mochila Alegre, los niños y las niñas de 3 a 11 años reciben alimentos de fácil consumo provistos por el Banco de Alimentos de Puerto Rico.



Foto: Suministrada

La empresa privada también contribuye al bienestar comunitario. Este es el caso de Able Sales, quienes realizaron una donación de pañales para adultos encamados.


La pandemia no ha detenido sus esfuerzos, pues distribuyen alimentos y artículos de primera necesidad e higiene a la comunidad y a otros pueblos alrededor de Puerto Rico. Además, en el verano del año 2020 realizaron su acostumbrado campamento de niños, pero de forma virtual, mediante videos y guías que incluían juegos como métodos de aprendizaje. Esta experiencia virtual “fue un reto, pero nos hizo crecer”, sostuvo María Torres, Directora Ejecutiva de la Asociación, al señalar el logro de mantener el interés en 76 niños y niñas, participantes del campamento virtual.


A pesar de la complejidad social y pandémica actual, la organización continúa en pro de los necesitados y vulnerables. Mediante la iniciativa Casita Mamá Margarita sirven alimentos calientes a envejecientes cuyos problemas de movilidad les dificultan preparar sus propios alimentos. Ofrecen, además, apoyo a los viejos en sus tareas diarias, incluyendo la limpieza del hogar, les brindan acompañamiento emocional y el equipo médico necesario, así como apoyo en los servicios de salud. El equipo de la Asociación fomenta actividades entre los envejecientes para evitar el aislamiento entre esta población tales como zumba, manualidades, trabajar en el huerto comunitario, entre otras.



Foto: Suministrada

Orientación y distribución de artículos de higiene como medida de prevención del COVID-19.


Recientemente, incorporaron servicios legales y psicológicos para promover el acceso a la justicia y la salud mental, respectivamente . Anualmente, crean y apoyan campañas de concientización contra el cáncer y las balas al aire para apoyar el bienestar comunitario.


Para seguir y unirte a las iniciativas de la Asociación Pro Juventud y Comunidad del Barrio Palmas de Cataño visite sus redes sociales bajo APJ Catano. Puede apoyarlos a través de ATH Móvil Donaciones: APJ/1984 para que continúen sus esfuerzos de liderar cambios positivos en la comunidad desde la bondad y la solidaridad.


Información de contacto:

María Torres, Directora

correo electrónico: director@apjcatanopr.org


“Si deseas que contemos tu historia favor de comunicarse con nuestro equipo de Voluntarios Puerto Rico:

Kimberly Pérez Rodríguez

Volunteer Network Developer

kperez@voluntariospuertorico.com





126 views0 comments