• Héctor Ramos

Alianza para un Puerto Rico sin Drogas lleva 28 años de servicio social

Combinando el trabajo social, el mercadeo, las comunicaciones y el voluntariado dejan una “cicatriz mental” en la vida de los más jóvenes.


Alianza para un Puerto Rico Sin Drogas (APRD) busca brindar a las escuelas y comunidades las herramientas necesarias para que los jóvenes y niños puedan desarrollar pensamiento crítico, creatividad, manejo de conflictos y trabajo en equipo.


“La Alianza se ha movido a dejar un poco de lado la cantaleta -Dile No a las Drogas- proveyendo en su lugar talleres de habilidades para la vida para que los jóvenes puedan tomar mejores decisiones para su futuro. Y a pesar que las campañas siguen trabajando el rechazo a drogas ilícitas, cuando nosotros nos adentramos a las escuela estos talleres van más profundo...”, dijo Melissa Fronteras, Coordinadora Programática y trabajadora social de la organización.


Las experiencias que ofrece la APRD son de “transformación social”, así lo destacó Raquel Muñiz, Oficial de Desarrollo de la organización. Muñiz explicó que los jóvenes, además de tomar los talleres educativos, tienen la oportunidad de crear contenido publicitario de la mano de voluntarios expertos en el área de comunicaciones. De estás campañas que los estudiantes desarrollan se elige la mejor y está se transmite por distintos medios digitales del país.


En la organización existen diferentes tipos de voluntarios, están los expertos, los promotores y los mentores.


Los expertos son los encargados de ayudar a los estudiantes en la edición y publicación del contenido publicitario. Mientras que los promotores promueven la misión de la organización en distintas actividades. También, están los voluntarios mentores que acompañan a los niños en los proyectos de prevención escolar.


Por otro lado, APRD cuenta con varios proyectos de prevención para diferentes edades, para niños hasta tercer grado existe “Sembrando Sentido'', este proyecto busca educar a través de personajes artísticos valores a los más pequeños.


A principios de la pandemia del COVID-19 este proyecto transicionó a ser digital dentro de su página web con cápsulas informativas, canciones y juegos para los niños de elemental. Otros proyectos son: “Reporteros Positivos”, “Music Makes Difference” y “Prevención en Acción”.


El trabajo que coordina APRD a través del servicio social y las comunicaciones es uno de impacto para los voluntarios. Esto lo confirma Frontera, quién empezó como voluntaria en la organización cuando tenía 15 años y al sol de hoy lleva 16 años y medio como trabajadora social en la organización.


“Alianza para un Puerto Rico Sin Drogas espera que en un futuro, cuando los jóvenes se enfrenten a una situación difícil puedan encontrar en sus recuerdos alguna alternativa a través de los talleres que le ofrecimos. En palabras de Katiana Pérez que es la Directora Ejecutiva de APRD, nuestra organización crea cicatrices mentales”, puntualizó Frontera describiendo el impacto de la organización.



21 views0 comments