• Red para el Desarrollo del Voluntariado

La Conde

Sharleen Hernández Verdejo

Periodismo con una concentración menor en psicología



(Foto suministrada)


El deseo de una comunidad en Carolina de retener a su escuela pública dio paso hace tres años a la fundación de la organización Parceleras AfroCaribeñas.

La iniciativa logró salvar a la Escuela Carlos Conde Marín en el barrio Saint Just, explicó Mulowayi lyaye Nonó, cofundadora de la organización.


“La iniciativa nació con la idea de no dejar perder las estructuras; la gente del barrio dijo que había que proteger y hacer algo por los residentes”, dijo Nonó.


(Foto suministrada)


La comunidad de Saint Just y de otros barrios cercanos como Betania y San Antón se enteraron por los medios de comunicación que la escuela estaba en la lista de 438 planteles que el Departamento de Educación cerraría debido a la baja en la matrícula. La comunidad protestó el cierre ya que afectaría a 244 estudiantes, ubicándolos en algunas escuelas que fueron cerradas también después de un año. Esta situación fue un gran reto para muchas familias debido a que los estudiantes se vieron forzados a asistir a escuelas fuera de su entorno familiar y, en algunos casos, a mudarse fuera del país, explicó la cofundadora.

La comunidad escolar fundó una colectividad para adoptar la escuela con el fin de evitar que se convirtiera en un vertedero. El proceso comenzó con la coordinación de reuniones comunitarias para recoger el consenso de la población. Se decidió enfocar el esfuerzo en dos proyectos: el de La Conde para instalar la cocina multiusos y el área del bosque frutal para siembras. Mientras se tramatitaba el traspaso, la comunidad ocupó las estructuras abandonadas ya que representaban un peligro para los vecinos cercanos, explicó Nonó.

El trámite duró tres años hasta que finalmente se emitió la resolución en diciembre del 2020 que transfirió la propiedad a la Asociación Parceleras Afrocaribeñas para convetirla oficialmente en un espacio social para la comunidad.


“El proceso en los inicios fue doloroso para todo el personal administrativo y todavía seguimos ayudando a sanar”, añadió Nonó. “Ahora mismo se está trabajando también para darle una formalidad y que aporte positivismo a nuestros barrios”.


(Foto suministrada)


La portavoz explicó que los ciudadanos han hecho muchas mejoras a los dos edificios de la escuela y la cocina. Las iniciativas comunitarias incluyen proyectos culturales para erradicar el racismo y realzar las raíces étnicas en una comunidad con una densidad poblacional alta de afrodescendientes. Hay también un programa ecológico para contrarrestar la contaminación causada por la industrialización del suelo y una quebrada.

‘’Estamos preparándonos para provocar un impacto positivo con el fin de recrear un espacio que permita encontrarnos, conectarnos y sentirnos seguros como pueblo”, dijo Nonó.

“Queremos ir a rehabilitar otros espacios para lograr que nuestra comunidad tenga una preparación pública y gratuita”, añadió la líder comunitaria. “ Las personas negras merecemos tener una vida digna”.

Información de contacto:

Mulowayi lyaye Nonó.

Co Fundadora de la Organización AfroCaribeñas.

patba@parcelerasafrocaribenas.org


“Si deseas que contemos tu historia favor de comunicarse con nuestro equipo de Voluntarios Puerto Rico:

Kimberly Pérez Rodríguez

Volunteer Network Developer

kimberly.perez@sagrado.edu


41 views1 comment