• Red para el Desarrollo del Voluntariado

Voluntariado de Ingenieros y Profesionales de PR y su impulso hacia la recuperación de comunidades

Por: Ana Bisbal López

Periodismo y Producción y Mercadeo para la Radio (ambas son concentraciones mayores)

Cuarto año


(Foto suministrada)


El Voluntariado quiere crear esa conexión y confianza con los profesionales de la construcción. Que exista una ruta justa y más accesible hacia la recuperación.


El Voluntariado de Ingenieros y Profesionales de Puerto Rico es una organización sin fines de lucro que tiene como misión trabajar con ingenieros y profesionales voluntarios para facilitar la respuesta, mitigación y recuperación que impactan los hogares en Puerto Rico. La iniciativa brinda la oportunidad de que las personas de bajos recursos, necesidades especiales, mayores y poblaciones vulnerables tengan acceso a un ingeniero civil profesional en Puerto Rico para inspección en el hogar. Asimismo, eliminar y evitar las construcciones informales, mientras a su vez obtienen una respuesta de emergencia inmediata. De tal modo, logran encaminar a familias de escasos recursos hacia la recuperación post- desastre en la isla.


Jesabel Rivera Guerra actualmente es la cofundadora y directora ejecutiva del Voluntariado de Ingenieros y Profesionales de Puerto Rico. Obtuvo su bachillerato en microbiología industrial en la Universidad de Mayagüez en la cual trabajó en un laboratorio de epidemiología molecular. Se graduó de maestría en Salud Pública y obtuvo un certificado profesional en Preparación y Manejo de Emergencias de la Universidad de Pittsburgh. Debido a su actual experiencia en la salud, ha incorporado su conocimiento, junto a otros miembros en el área de la salud pública, a la organización. Su rol es hacer llamadas a las familias y reclutar ingenieros voluntarios para cumplir con la misión del Voluntariado. Incluso, que la organización proceda de manera sustentable con suficientes ingresos y voluntarios para llevar a cabo la labor. Ella es la encargada del sistema, la logística y las solicitudes del mismo. Ha registrado los casos de mayor prioridad en su base de datos en donde se encuentran 15,000 personas para ser atendidos. Esto dio paso a las inspecciones por parte de los ingenieros civiles lo que brindó mucho más mérito a la ingeniería de lo que ya poseía. “La ayuda de ingenieros ha sido esencial para dar fuerzas a la recuperación. Se convirtieron en los héroes de las comunidades”, expresó Rivera.


(Foto suministrada)



El surgimiento de la organización se da en base a la labor de Jesabel, quien junto a su esposo, el cofundador e ingeniero estructural con especialidad en riesgo sísmico, Eddie Guerra, brindaron un comienzo a este movimiento. Anteriormente, se habían dedicado al voluntariado, pero fue el día del 7 de enero que las ganas de ayudar persistieron aún más. Fue un suceso difícil en las vidas de muchas familias puertorriqueñas debido a que presenciaron y fueron impactados por la magnitud del terremoto ocurrido en el suroeste de la isla. Ellos se encontraban en Pittsburgh en donde vivieron por 8 años y se enteraron del suceso del Huracan María. Allí, estaban involucrados en el movimiento y organización llamado “ Pittsburgh Stands with Puerto Rico”. Al percatarse de la situación, viajaron a Puerto Rico con la inquietud de ayudar a inspeccionar los hogares de las familias perjudicadas. Junto con la compañía de seguros y ofertas de viaje Mochileando brindaron ayuda envolviéndose en la repartición de artículos de necesidad. “Se auxiliaron a personas que durmieron fuera de sus casas. Reclutamos ingenieros que inspeccionaron las áreas afectadas durante la situación. Hicimos esa gestión de reclutar ayuda para que pudieran regresar a sus hogares”, comentó la cofundadora tras el paso del suceso.


Además, se comunicaron con el cofundador e ingeniero estructural especializado en riesgo y diseño sísmico del Voluntariado, José Sánchez, e hicieron un llamado a través de las redes sociales para incorporar voluntarios con experiencia en ingeniería, arquitectura, salud pública, entre otros, a unirse al movimiento. Por consiguiente, una emisora radial los invitó a una entrevista para que informaran datos importantes de cómo solicitar e involucrarse con la organización. El llamado se viralizó logrando que más de 100 ingenieros de Estados Unidos y Puerto Rico se unieran a la iniciativa; más de 10,000 personas solicitaron el servicio. Desde el 13 de enero de este año, la organización ha movilizado ingenieros y profesionales de distintos ámbitos para responder a las necesidades después del terremoto. Junto con la organización sin fines de lucro, ConPRmetidos, lograron impactar a más de 1,000 familias en el sur. Así mismo, no solo comenzaron a crecer los números de solicitantes sino que también la necesidad y las ganas de ayudar a las comunidades.



(Foto suministrada)


La entidad ha recibido desde el 26 de agosto de este año 15,793 solicitudes de familias que fueron impactadas a causa de desastres naturales. A su vez, se inspeccionaron 3,288 hogares, mientras que el 95% de casos fueron aprobados por La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). “Las ayudas no hubieran sido posibles sin las personas que colaboran y creen en la visión del Voluntariado” recalcó Jesabel Rivera.


Una de la gran cantidad de solicitudes recibidas a consecuencia de desastres naturales ocurridos en Puerto Rico fue el caso de una una mujer de 75 años en la que el Departamento de la Familia (DF) exigía que desalojara su hogar debido a que se consideraba inhabitable. El Voluntariado de Ingenieros hizo la intervención de inspeccionar el hogar; el caso todavía está en proceso. Tras la participación de la organización, la septuagenaria ha permanecido en su hogar durante el transcurso.


Por otro lado, la organización se ha topado con otros casos en donde aún no se ha recibido el seguro de vivienda. Esto incluye personas que fueron denegadas por FEMA a pesar de la visibilidad de los daños en sus hogares. “El acceso a un ingeniero y profesional en Puerto Rico tiene un costo alto para las personas de bajos recursos. Queremos asegurar que la gente vea al ingeniero como parte de un hogar seguro”, destacó Rivera.


El Voluntariado no solo ha lidiado con daños en viviendas sino que también han tenido la oportunidad de ayudar a personas que necesitan ayuda emocional inmediata. La organización se presentó con un caso en donde buscaban comunicarse con un ingeniero para inspección en el hogar. Al llamar a la persona necesitada de asistencia para coordinar una visita, se percataron que la persona con la que estaban comunicándose se encontraba en un estado de agitación. Presentaba estar emocionalmente inestable. La administradora de casos y especialista de programas, Lucero Andújar Iglesias, fue la encargada de manejar el caso.


“El Voluntariado pudo contactar a psicólogos con los cuales ya trabajaban a través de conferencia de llamada. Estuvimos horas en el teléfono hasta brindarle calma y apoyo emocional. Se le contactó con el recurso necesario. Tuvimos que actuar rápido. La familia había sido afectada por el huracán María, la tormenta Isaías , el terremoto y ahora el Covid-19”, recordó Rivera.


En cuanto a la situación del Covid 19, la organización ha tenido que modificar su forma de operar. Actualmente, se hacen inspecciones virtuales a través de videollamadas. La inspección dura aproximadamente de media hora a 45 minutos. A pesar de ser una situación difícil, han podido manejarla. “ El Covid nos ha conectado con otras organizaciones sin barreras de tiempo, tráfico y distancia. Ha facilitado el proceso”, comentó Jesabel Rivera.


Por tal motivo, según la cofundadora y directora ejecutiva de la organización, la entidad se llama El Voluntariado de Ingenieros y Profesionales de Puerto Rico debido a que junto con las brigadas se comenzaron a unir psicólogos, pastores, salubristas públicos, médicos e ingenieros con el propósito de brindar eficiencia e inmediatez ante una emergencia. De tal forma, se demuestra la importancia de este tipo de organizaciones que se enfocan en el voluntariado. Es por eso que la organización exhorta a que todos se unan para la pronta recuperación de las comunidades afectadas en Puerto Rico.


Para comunicarse con la organización puede acceder a su página web (www. ingenierospr.org) o llamar al número de teléfono 787-333-6788 para hacer la solicitud. Por otro lado, pueden acceder a sus plataformas de Facebook (Voluntariado de Ingenieros y Profesionales de Puerto Rico), Instagram (voluntariadodeingenieros) y Twitter (@ingenieros_pr) para actualizaciones e información.


“Si deseas que contemos tu historia favor de comunicarse con nuestro equipo de Voluntarios Puerto Rico:

Kimberly Pérez Rodríguez

Volunteer Network Developer

kperez@voluntariospuertorico.com



14 views

© 2019 Red para el Desarrollo del Voluntariado  |  datamanager@voluntariospuertorico.com

  • Facebook
  • Instagram